CoAct Riachuelo: una iniciativa a favor de la justicia ambiental para más de 6 millones de personas

El proyecto, expresión local de CoAct —una iniciativa global financiada por la Unión Europea—, fue concebido como espacio de intercambio para identificar y buscar respuesta a los problemas socio-ambientales de la Cuenca Matanza-Riachuelo, una de las más contaminadas del mundo.

La ciencia ciudadana social es hacer investigación de forma participativa entre grupos de personas que comparten un interés o una preocupación social. En nuestro proyecto en el Riachuelo vamos a generar herramientas de ciencia ciudadana que promuevan la participación de todos y todas para buscar acciones transformadoras que nos acerquen a la justicia ambiental en la cuenca”, planteó Valeria Arza para dar comienzo a un taller de co-diseño organizado por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y el Centro de Investigaciones para la Transformación (CENIT) de la Universidad de San Martín (UNSAM) en el marco del proyecto “CoAct Riachuelo: Ciencia Ciudadana para la Justicia Ambiental en el Riachuelo”. 

La investigadora de CENIT/UNSAM, coordinadora de este proyecto local que forma parte de “CoAct: co-diseñando ciencia ciudadana social para la acción colectiva”, una iniciativa global financiada por la Unión Europea, explicó que la actividad fue concebida como un espacio de intercambio para identificar y buscar respuesta a los problemas socio-ambientales de la Cuenca Matanza-Riachuelo (CMR), hogar de más de 6 millones de personas y una de las más contaminadas del mundo

El jueves, en una jornada de dos horas que incluyó actividades grupales de discusión para el co-diseño de una plataforma digital, las 35 personas participantes -entre ellas, representantes de organizaciones sociales, ambientales, academia y gobierno- plantearon la contaminación, los basurales a cielo abierto, los problemas de vivienda y el incremento de la pobreza entre sus principales preocupaciones a atender.  

El taller se dividió en tres sesiones: una primera, “rompehielo”, en la cual, a través de herramientas digitales, las personas participantes construyeron una nube de palabras representativa de las problemáticas socioambientales de la cuenca. Luego, con la misma herramienta, se trabajó en torno a las problemáticas asociadas a tres aspectos importantes en la zona: humedales/áreas verdes, calidad de agua y relocalizaciones. A continuación, las personas se dividieron en grupos para reflexionar sobre los problemas de acceso a la información que afectan la cuenca

Durante la tercera sesión, y a partir de los resultados de la primera, se abordaron aspectos singulares e ideas para crear una plataforma digital que visualice temas, problemas y soluciones respecto del manejo de humedales/áreas verdes, la mejora de la calidad del agua y la gestión de las relocalizaciones. En este punto, la escala barrial, tanto como la de la cuenca y la metropolitana, se tornan relevantes para pensar las funciones de la plataforma. 

Finalmente, en la sesión plenaria se reflexionó sobre la importancia de continuar con actividades y propuestas de este tipo, en las que la ciencia ciudadana y la participación intersectorial sean facilitadores para la visibilización de las problemáticas en la cuenca y favorezcan el diseño de políticas que mejoren las condiciones socio-político-económico-ambientales de sus habitantes.

Quienes organizaron el taller destacan como especialmente positivo el alto nivel de participación de las personas asistentes en todas las actividades propuestas, así como la calidad de los aportes hechos a través de las herramientas digitales propuestas para la discusión. También valoran la presencia de actores de política pública que manifestaron interés en el proyecto. A su vez, identifican el desarrollo colaborativo en el actual contexto de aislamiento social preventivo y obligatorio, que obliga a la virtualidad, como uno de los obstáculos a vencer

Entre las próximas actividades previstas en el marco de CoAct Riachuelo se destacan un webinar sobre procesos participativos en contextos digitales, así como nuevos talleres de co-diseño.

EL ESCENARIO

En la Cuenca Matanza-Riachuelo se entrelazan aspectos de desigualdad estructural, vulnerabilidad ambiental y falta de acceso a los canales políticos de respuesta estatal, por lo que la búsqueda de justicia ambiental es una aspiración común entre su población. Las actividades del taller en el marco de CoAct Riachuelo apuntaron a promover la construcción colectiva de nuevas visiones e ideas de las comunidades locales y otras personas interesadas, tanto del ámbito científico como de la política pública. La plataforma digital resultante de la construcción colectiva buscará generar conocimiento útil para encontrar soluciones a los problemas y visibilizar su importancia para distintos grupos en la comunidad y, a la vez, reunir información que actualmente está desperdigada o resulta inaccesible

Esto tiene efecto directo en la calidad de vida de las personas, porque a los graves problemas de contaminación se suman otros: habitacionales y de acceso a infraestructura básica como el agua potable, la salud y la educación. Por eso surge este proyecto”, explica Santiago Cané, responsable de Asuntos Legales de FARN y parte del equipo de CoAct Riachuelo.

EL PROYECTO

CoAct Riachuelo: Ciencia Ciudadana para la Justicia Ambiental en el Riachuelo es una iniciativa de co-construcción de conocimiento en torno a los problemas graves de contaminación de la cuenca Matanza-Riachuelo, que se suman a problemas habitacionales y de acceso al agua potable y tienen efecto directo en la calidad de vida de sus habitantes. 

Esta iniciativa, de la que participan FARN y CENIT (UNSAM), tiene como objetivo generar herramientas para organizar, sistematizar y compartir el conocimiento acumulado a lo largo de los años como resultado de la movilización de organizaciones sociales, ONG y diferentes actores, en la búsqueda de soluciones. 

Ciencia Ciudadana para la Justicia Ambiental en el Riachuelo es una de las acciones de investigación e innovación que integran “CoAct: Co-diseñando ciencia ciudadana social para la acción colectiva”, un proyecto financiado por el programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea. A partir de las acciones llevadas a cabo de forma simultánea en diferentes países de Europa  y en Argentina, CoAct propone una nueva comprensión de la ciencia ciudadana social como investigación participativa co-diseñada e impulsada por grupos de ciudadanos.